Mantenga los pies calientes con QuickHeat

QuickHeat es la forma sencilla e inteligente de disfrutar de calefacción por suelo radiante. No es necesario empotrarla en el hormigón, por lo que las molestias son mínimas; e incluso puede prescindir del electricista. Solo tiene que desplegar las láminas y unirlas mediante un clic. Luego instale el termostato en la pared y conéctelo. Así de sencillo.


Además de calor, QuickHeat también ofrece mayor comodidad al andar, por lo que no es necesario instalar ningún otro material de base. Si complementa su sistema de calefacción principal con QuickHeat, normalmente puede bajar la temperatura unos 2 o 3 grados en comparación con el uso de radiadores. El temporizador incluido con el sistema se puede programar para 5 + 2 días.

1. Calor rápido y confortable
El sistema QuickHeat consta de varias capas: una lámina calefactora que emite calor, placas XPS para ayudar a irradiar el calor hacia arriba y dos capas de separación resistentes a la humedad que ayudan a bloquear cualquier humedad procedente del subsuelo.

2. Función de seguridad integrada
QuickHeat incorpora una función de seguridad eléctrica (RCD o dispositivo de corriente residual) que automáticamente desconecta el suministro eléctrico en caso de producirse cualquier anomalía. Por supuesto, el sistema está certificado para la instalación por parte del usuario y cumple las normas internacionales para suelos desmontables.

3. Termostato inalámbrico en todas las habitaciones
Con QuickHeat puede regular fácilmente la temperatura de cada habitación. Una vez desplegadas las láminas, simplemente tiene que unirlas entre sí mediante un clic y conectar la última lámina al kit de termostato colocando un cable entre la última lámina y el kit de termostato. A continuación, ajuste el termostato inalámbrico a la temperatura deseada.