Por qué son importantes las clasificaciones AC del laminado

Al comprar o elegir suelos laminados comerciales es sumamente importante comprender la idoneidad del producto para su aplicación prevista o clase de uso. La clasificación internacionalmente aceptada de la durabilidad de los suelos laminados es la clasificación "AC" o Abrasion Criteria (criterios de abrasión).

Las clasificaciones AC de los laminados miden la resistencia al desgaste y originariamente iban de AC1 a AC5. Los estándares excepcionalmente elevados de los laminados Pergo precisaron la creación de un nivel de resistencia incluso superior, el AC6, para el uso comercial muy intenso.

Un elemento básico para establecer una clasificación AC es la prueba de Taber, que mide la abrasión necesaria para desgastar la capa superficial de un laminado. Para definir las clases de uso también se incluye una prueba de caídas para establecer un valor de "IC" o Impact Criteria (criterios de impacto).

Clases de uso y aplicaciones:

Las clasificaciones se dividen en idoneidad residencial o comercial.

Uso residencial

  • AC1 (Clase 21): Tráfico a pie muy ligero; dormitorios
  • AC2 (Clase 22): Áreas de tráfico a pie moderado con bajo desgaste, como comedores
  • AC3 (Clase 23/31): Salones, salones-comedor, pasillos... con tráfico moderado

Uso comercial

  • AC4 (Clase 32): Cualquier espacio doméstico o comercial con un tráfico normal, como oficinas, cafeterías, salones y tiendas de moda, o espacios residenciales. Obtenga más información sobre los suelos laminados AC4.
  • AC5 (Clase 33): Áreas transitadas que precisan resistencia a un tráfico pesado, como tiendas, salas de exposiciones, restaurantes y escuelas. Obtenga más información sobre los suelos laminados AC5.
  • AC6 (Clase 34): Áreas con un tráfico muy intenso, como supermercados, terminales de aeropuertos y edificios gubernamentales de atención al público. Obtenga más información sobre los suelos laminados AC6.

Caso de referencia: Comprobación en la vida real

Pasar las pruebas de laboratorio es una cosa, pero la vida real es mucho más exigente. Demostrando una durabilidad real en aplicaciones comerciales de uso intensivo y fuerte desgaste, el laminado Pergo Public Extreme de clase 34 soportó el denso tráfico de medio millón de pasajeros de la Estación Central de Copenhague.